Cómo Wall Street y el colonialismo de Estados Unidos dio luz a la crisis de deuda en Puerto Rico
Yuisa Gimeno
volume:  
volume 36
issue 6
December 2015

La mayoría de turistas ven a Puerto Rico como La Isla del Paraíso sin preocupación alguna. Pero durante su visita en el 2014, esta autora se enteró directamente de los trabajadores Puertorriqueños cómo es la vida realmente. Un trabajador de construcción sin empleo tuvo que iniciar una peluquería móvil para sobrevivir. Unos días hay pocos clientes, otros días ninguno. Un trabajador de un parque nacional confesó las dificultades que él y otros enfrentan. El personal del parque se redujo de 150 a 22. Los salarios fueron cayendo en picado mientras los precios subían.

Cuarenta y cinco por ciento de los puertorriqueños son pobres, en comparación con el 15 % de las personas en los Estados Unidos. Desde el 2006, más de 7 % de los trabajadores han perdido sus trabajos y 8.6 % han abandonado la isla. Este es el costo humano de más de una década económicamente depresiva y una crisis de deuda en la cual Puerto Rico debe más de $72 mil millones a Wall Street.

El desastre económico es una consecuencia de un desagüe a largo plazo de los recursos de Puerto Rico por su el jefe supremo colonial, Estado Unidos, y la presión incesante de capital financiero para implementar medidas de austeridad neoliberales. Los trabajadores están sufriendo y protestando para proteger su empleo y los servicios sociales.

La estrangulación colonial de los EE.UU. Tío Sam se apoderó de la isla en 1898. En 1899, el Peso fue prohibido y devaluado, como tal los puertorriqueños perdieron 40% de sus ahorros de un día para otro. Nuevos impuestos sobre el terreno obligaron a los agricultores natales a ir a los bancos estadounidenses a sacar préstamos impagables que dieron camino a ejecuciones hipotecarias masivas. Por la década de 1930, el 45% de toda la tierra cultivable se había convertido en plantaciones de azúcar, la mayoría de las propiedades siendo estadounidense. Los EE.UU. ejecutaron un reinado de terror contra independentistas a mediados de la década de 1930, matando, encarcelando y torturando a los nacionalistas.

Después de la Segunda Guerra Mundial, la industria manufacturera realizada por Estados Unidos dominó la economía. Empresas pagaban salarios de pobreza a los trabajadores y poco o ningún impuesto. En el 2006, el Congreso cancelo el estatus de exención de impuestos del IRS hacia las empresas Estadunidenses en Puerto Rico y estas abandonaron la isla en masa hacia otros países. La economía se estrelló.

A mediados de la década de 1950, los EE.UU. declaro a Puerto Rico una república y un gobierno local, estrictamente limitado. Pero su dominio económico todavía permanece. Se requiere que todas las importaciones entren a la isla en barcos estadounidenses, haciendo que el costo de vida sea el doble que en los Estado Unidos. El gobierno federal paga los reembolsos más bajos para Medicaid y Medicare, imponiendo más gastos sobre el gobierno de la isla y sus habitantes. Recortar trabajos y servicios ha sido la "solución" para balancear el presupuesto de la isla durante décadas.

En 1993, se privatizaron los hospitales públicos. Esto dejo un sistema de salud pública, previamente accesible y funcional en un estado de caos. Cinco años más tarde, la compañía telefónica de propiedad pública fue privatizada también. En el 2009, se hicieron recortes de fondos a la Universidad de Puerto Rico (UPR), junto con los despidos de profesores y trabajadores del gobierno, se redujeron pensiones, se aumentaron los impuestos y las tarifas de servicios públicos. En el 2012, se volvieron a aprobar enormes exenciones de impuestos de Puerto Rico para las empresas y los ricos.

Trabajadores forzados a pagar. En mayo 2015, la tasa de desempleo estuvo a 12.4 % y la participación de trabajadores menos del 40 %, 20 puntos más baja que en los EE.UU.. Como la pobreza se multiplicó, las arcas del gobierno se encogieron, ya que la clase obrera casi exclusivamente paga las cuentas. Se introduce Wall Street. Por más de 20 años, la deuda se ha incrementado en las decenas de miles de millones gracias al gobierno financiando sus gastos mediante la venta de bonos. Estos más tarde son comprados a precios reducidos por los especuladores como los fondos de cobertura.

El gobernador de Puerto Rico Alejandro García Padilla buscó el consejo de ex funcionarios del Fondo Monetario Internacional (FMI), quienes tal como se esperaba recomendaron más reglamentos que perjudicarían a la clase obrera. Soluciones incluían la eliminación del salario mínimo, el corte del bienestar y beneficios de Medicaid y más reducción de fondos para la UPR. En junio del 2015, el gobierno anunció un enorme, y por la primera vez, incumplimiento en los pagos al servicio de la deuda. Pidió que los residentes de la isla hicieran un "sacrificio compartido." Los trabajadores y los pobres ya se han sacrificado por más de 20 años.

La postura de la Casa Blanca. Después de años de ignorar la crisis, en Octubre el gobierno de Obama anunció una propuesta que tiene pocas posibilidades de aplicación. Incluye permitir que Puerto Rico declare bancarrota (actualmente ilegal) para que pueda reestructurar su deuda, y el aumento de los pagos federales a Medicaid y Medicare igualándolos con los Estados. Estas medidas requieren un acto de nuestro Congreso el cual se encuentra constantemente paralizado. El plan también pide un consejo de control externo para controlar las finanzas de Puerto Rico y vigilar el cumplimiento de las "reformas" económicas - sorpresa - más recortes y privatizaciones.

Obama deliberadamente declaró que no habría ningún "plan de rescate." Esto para un país que los EE.UU. ha saqueado durante más de un siglo. Su propuesta no ayudaría a construir la economía. No crearía más empleos. Se excluyen los impuestos más altos para los ricos y las corporaciones, una forma directa de financiar los servicios sociales. Sin la acción del Congreso, Wall Street seguirá el tratamiento del territorio como una fuente de ingresos. El 1 % tendrán su día de pago, mientras que los demócratas cínicamente tratan de ganar votos latinos, ya que "trataron".

La lucha hacia la supervivencia. A pesar de la condición de Puerto Rico como colonia, sus habitantes tienen una larga historia de resistencia a la dominación de Estados Unidos, ataques contra sindicatos y la privatización de servicios públicos. En 1998, trabajadores sindicalizados de la empresa telefónica de propiedad pública emprendieron una huelga de 41 días contra la privatización. Los estudiantes de la UPR condujeron una huelga heroica en 2010 que cerró 10 campus para protestar el aumento a la matrícula de $800, los recortes presupuestarios y la privatización.

En septiembre 2015, miles de trabajadores del sector público salieron a las calles para protestar contra las medidas de austeridad. Una marcha el 5 de noviembre de miles protestaron financiamiento desigual por parte del gobierno federal a Medicaid y Medicare. Los maestros planearon una huelga general de un día el 17 de Noviembre en respuesta a un plan para cerrar más de 380 escuelas públicas por encima de las 150 que ya se han cerrado en los últimos cinco años.

Socialista puertorriqueño Ricardo Ortiz dice, "segmentos radicales del movimiento obrero se necesitan para iniciar una acción por parte de un frente unido y coordinado para responder a la crisis. Por último, la independencia y el socialismo en Puerto Rico y en todo el mundo es la solución". El Partido Libertad Socialista está de acuerdo. (Para obtener más cobertura del FS de luchas en el movimiento obrero e independista en Puerto Rico, visite socialism.com.)

En el plazo cercano, la unión y la solidaridad en la izquierda de los EE.UU., hacer un llamado por la cancelación de la deuda de Puerto Rico, la financiación de los programas públicos de empleo y la igualación de apoyo federal a los servicios sociales de la isla ayudaría a fortalecer la mano de los trabajadores Puertorriqueños y les daría una oportunidad de luchar para elevar el nivel de vida y permanecer en su tierra natal.

Yuisa Gimeno es puertorriqueña, sindicalista y activista del FSP.

This article in English / Este artículo en inglés