La campaña presidencial no millonaria
El Partido de Libertad Socialista responde a un juego político tramposo
Andrea Bauer
volume:  
volume 33
issue 1
febrero de 2012
imagestuff

Seattle: descansando durante la marcha y la manifestación del Día del Trabajo de 2006. Crédito de la fotot: K. Merrigan/FS

Para obtener una copia descargable de este artículo, haga clic aquí.

Probablemente el año 2011 será registrado en la historia, justo como se hizo en la cubierta de la revista Time, como el año de los manifestantes. Se impusieron los sindicalistas confundidos en otros tiempos por el conservadurismo de sus líderes. Las poblaciones bajo la bota de dictadores hicieron revoluciones. “Occupy” se convirtió en el llamado a la acción para una generación -- y para más de una generación. La gente pasmada por los acontecimientos de años recientes se sacudió el letargo y salió a las calles.

Por lo tanto, el chanchullo que son las elecciones presidenciales de EEUU de cada cuatro años llega justo a tiempo -- para la clase gobernante. Ésa es la manera como se da el cambio, es lo que nos dicen. Sean pragmáticos. Voten.

Como siempre, el problema es por quién vale la pena votar. Si fueran personajes de película, los contrincantes republicanos -- mezcla insípida de racistas, enemigos de las mujeres, bribones corporativos y de los que no saben nada -- se considerarían ridículamente extremistas como para ser creíbles.

En cuanto al presidente Obama, incluso algunos de sus más leales simpatizantes palidecen ante la idea de un segundo periodo. Los rescates corporativos, la austeridad extrema, la guerra continua, la expansión del estado policiaco, la carencia de un respiro para los agobiados inmigrantes: nadie concebía la esperanza y el cambio de esa manera.

El pueblo trabajador y pobre no puede permitirse perder la inercia acumulada con un sacrificio como el del Capitolio de Wisconsin, de Zuccotti Park, del malecón de Longview, Wash., y de otras partes. No es el momento de invertir en un juego electoral de partidos gemelos que no podemos ganar. Es el momento de continuar la discusión acerca de las soluciones reales y de construir movimientos de bases radicales.

Y ésa es la razón por la cual el Partido de Libertad Socialista (Free--dom Socialist Party, o FSP) va a lanzar al organizador del FSP de la ciudad de Nueva York, Stephen Durham, para presidente y a la defensora feminista de los derechos de los inmigrantes, Christina López, para vicepresidenta mediante una enérgica campaña nacional de postulación por escrito.

¿Por qué una campaña de postulación por escrito? Hoy día, más gente se identifica como independiente que como republicana o demócrata. Pero no cuentan con representación gracias principalmente a regulaciones que entorpecen severamente la habilidad de los partidos menores de aparecer en la boleta electoral -- las más estrictas leyes de acceso a la boleta de cualquier país capitalista importante con pretensiones democráticas.

Cada estado tiene sus propias leyes, incluso en el caso de elecciones federales, lo cual presenta una compleja carrera de obstáculos de recaudación de firmas, cuotas administrativas y requerimientos peculiares. Algunos estados prohíben el acceso a la boleta a cualquier partido que tenga una palabra en común con otro partido que ya esté registrado. Algunos estipulan que cualquier candidato que no sea demócrata ni republicano sea identificado sólo como “independiente”, y no con su afiliación de partido. Otros exigen que el cinco por ciento de los electores del estado se registren con un partido menor antes de que sus candidatos puedan formar parte de la boleta electoral.

Por haberse postulado para cargos locales y estatales en Nueva York, California, Oregón y el estado de Washington, el FSP conoce muy bien los obstáculos. Pero a pesar de las barreras, los candidatos del FSP han tenido un impacto político real.

Las cifras narran parte de la historia. En las carreras del Concilio Municipal de Seattle, Yolanda Alaniz obtuvo 28,000 votos, 18 por ciento del total, en las elecciones generales de 1991, y Linda Averill recibió 16,500 votos en las primarias de 2005. También obtuvo 11,100 votos en la carrera primaria para Concilio Municipal en 2003 -- a pesar de que tuvo que demandar a la Comisión de Declaraciones Públicas de Seattle para proteger la privacidad de quienes donaron a una campaña socialista que podrían haber sido vulnerables al asedio.

El año pasado el partido vaticinó que los obstáculos para la boleta hicieron imposible la campaña tradicional a nivel nacional. Sin embargo, debido a la magnífica oportunidad que la campaña presidencial ofrecería para alcanzar en todo el país a pensadores y activistas similares, el FSP decidió una estrategia inusual.

De esa forma nació la campaña no millonaria: un esfuerzo de postulación por escrito para protestar tanto contra el programa de austeridad como contra la naturaleza antidemocrática del proceso electoral en sí.

En California, no obstante, donde la alianza electoral del Partido de la Paz y la Libertad (PFP) ya tiene lugar en la boleta, el FSP competirá con el candidato presidencial del PFP en las boletas estatales.

Los candidatos y lo que defienden. Artículos en la sección de abajo presentan a los candidatos del FSP. Tanto Stephen Durham como Christina López son defensores informados y comprometidos de la clase trabajadora con décadas de involucramiento en la lucha laboral y por la justicia social.

Utilizando el programa de 10 puntos del partido de la página 2 como punto de partida, se presentarán en una plataforma que propondrá un plan de acción ambicioso para la creación de empleos financiados públicamente, para el gravamen de la riqueza corporativa, para la expansión de los servicios públicos, para la restauración de las libertades civiles básicas, para el cierre de las bases militares de EEUU y para defender a los más explotados y oprimidos.

Llevemos a la boleta electoral el naciente espíritu radical. En 2012, el más importante voto que se podría realizar es un voto de protesta.

Un voto contra la vorágine de recortes a los servicios sociales y contra la farsa republicana y demócrata también es un voto por algo: por empleo universal, educación pública de calidad, igualdad de derechos y oportunidad, salud ambiental, solidaridad entre los trabajadores a nivel internacional y el florecimiento total del potencial humano.

¡Te invitamos a que te unas a la campaña no millonaria y que te liberes de las cadenas del sistema bipartidista!

Involúcrate

¡LA CAMPAÑA DEL FSP te necesita! * RESPÁLDANOS y pídeles a otros que hagan lo mismo. * Organiza una conferencia para que un candidato hable en tu universidad. * Para recaudar fondos, haz una FIESTA EN TU CASA. * Dinos tu opinión acerca de estrategias de difusión y ayúdanos a DISEMINAR LA INFORMACIÓN.

PONTE EN CONTACTO con la campaña e inscríbete en la lista de correo en VoteSocialism@gmail.com o escribe a la Oficina Nacional del FSP, 4710 University Way NE, Ste. 100, Seattle, WA 98105 o fspnatl@igc.org o visite www.socialism.com

This article in English / Este artículo en inglés

Artículo relacionado: Presentación de los candidatos: Stephen Durham para presidente

Artículo relacionado: Presentación de los candidatos: Christina López para vicepresidenta