Enfrentamiento sobre el derecho al aborto
Encuentro de mujeres en Argentina
por las participantes al congreso Laura Mannen y Emily Woo Yamasaki
volume:  
volume 31
issue 5
diciembre de 2010
imagestuff

Marcha de 30,000 por el aborto legal, seguro y gratuito la última noche del encuentro de mujeres, el domingo 10 de octubre de 2010 en Paraná, Argentina. Foto: argentina.indymedia / haladelta

Más fotos

“¡La mujer bonita es la que lucha!” Este lema captura la exuberante militancia del feminismo latinoamericano y fue estampado en las camisetas del XXV Encuentro Nacional de Mujeres celebrado del 9 al 11 de octubre en Paraná — encuentro en el cual las autoras tuvieron el honor de representar a las Mujeres Radicales (Radical Women, RW) y al Partido de Libertad Socialista (Freedom Socialist Party, FSP).

Opinión Socialista de Argentina (OS) nos invitó a participar en el encuentro. El Partido Obrero Socialista (POS) de México, con el cual hemos trabajado anteriormente, también envió una delegación. Estos dos grupos y el nuestro comparten la idea común de la importancia del feminismo para luchar por el socialismo y juntas colaboramos como verdaderas camaradas en este encuentro masivo.

Continuando la colaboración en Buenos Aires, tuvimos la oportunidad de hablar acerca de la situación de las mujeres en EEUU, incluyendo los estragos que les ha causado la crisis económica a las trabajadoras. La audiencia de una escuela preparatoria local y la de un salón sindical que pertenece a la Asociación de Trabajadores del Estado tenían un particular interés por saber acerca de los desafíos a los que nos enfrentamos los revolucionarios socialistas de EEUU.

Explota el encuentro. La organización de estos encuentros por parte de las mujeres argentinas es una conquista contra las fuerzas de la reacción. Todos los años, más de 25,000 mujeres se reúnen para compartir sus experiencias y para planear estrategias para fomentar la lucha por los derechos de las mujeres.

La parte clave de la asamblea es una serie de talleres, en los cuales discusiones abiertas y democráticas dan como resultado documentos escritos que se leen en la ceremonia de clausura. El movimiento a favor del aborto seguro, legal y gratuito se originó en estos encuentros.

Este año católicos de ultraderecha intentaron sabotear violentamente el taller sobre “Las mujeres, la anticoncepción y el aborto”, un taller tan grande que se tuvo que dividir en seis salones.

Los fanáticos abusaron del proceso democrático primero dominando el periodo de discusión para vociferar sobre el hecho de que las mujeres se deberían oponer al aborto y asumir sus funciones de género tradicionales. Después, multitudes de hombres de derecha se reunieron en el edificio irrumpiendo por la puerta principal y atacando a las feministas con palos y gas pimienta.

Las participantes de los talleres, dirigidas por varios grupos trotskistas, hicieron frente a los rufianes católicos y los echaron, aunque una de las defensoras fue hospitalizada y varias más resultaron heridas. Al final, también fueron expulsadas las mujeres católicas que habían estado obstruyendo los talleres.

La última noche del encuentro, 30,000 mujeres se lanzaron a las calles de Paraná para exigir el acceso integral al aborto para todas las mujeres.

Cánticos líricos se elevaron sobre la marcha de 10 cuadras. “¡Saquen sus rosarios de nuestros ovarios!” se escuchó, justo como se escucha en los EEUU. El apoyo del gobierno al fanatismo contra el aborto fue demostrado con las ostentosas fuerzas policiales y militares encargadas de hacer “guardia” en frente de las iglesias cuando las mujeres pasaban marchando. (Se distribuyó a la prensa argentina una declaración completa del FSP y Mujeres Radicales en defensa del derecho al aborto y se puede leer en www.socialism.com.)

Una lucha internacional. Este enfrentamiento demostró la importancia del llamado de Opinión Socialista por el apoyo internacional en la lucha por los derechos reproductivos de Argentina.

A lo largo de las últimas cuatro décadas, las mujeres latinoamericanas han logrado incrementar el acceso a los anticonceptivos y al aborto pero la confrontación en Paraná es parte de un esfuerzo sistemático, coordinado por los más altos círculos de la jerarquía católica, para dar marcha atrás. Como resultado de nuestra propia experiencia defendiendo clínicas de aborto y enfrentándonos a fanáticos de derecha en este país, nosotras sabemos que las fuerzas reaccionarias religiosas y políticas de todo el mundo están intentando mermar el progreso que las mujeres lograron el siglo pasado e impedir que logremos la verdadera emancipación.

Si algo logramos con nuestra experiencia en Argentina fue confirmar la naturaleza internacional de la batalla por el derecho de las mujeres a controlar nuestro propio cuerpo y de la necesidad de solidaridad internacional dentro del movimiento feminista.

Las Mujeres Radicales y el FSP tienen una larga historia en la vanguardia de la lucha por la libertad reproductiva de las mujeres, incluyendo las batallas actuales para defender una clínica en el Bronx, las movilizaciones contra las fuerzas antiaborto en el San Francisco, Seattle y Portland, y el liderazgo en los esfuerzos para descriminalizar el aborto en Australia.

Hoy día también nos unimos a las feministas argentinas en el llamado por el aborto legal, seguro y gratuito y por la separación del estado y la iglesia.

¡Que se acaben los ataques derechistas contra el Encuentro Nacional de Mujeres! ¡Que viva el feminismo global!

Emily Woo Yamasaki es organizadora de las Mujeres Radicales de Nueva York y oficinista. Laura Mannen es maestra bilingüe y madre de dos niños en Portland, Oregón. Se puede contactar a Emily en ewooyamasaki@gmail.com y a Laura en ljmannen@msn.com.

Este artículo en inglés / This article in English